Congreso de la Republica del Perú

Entrada destacada

Petroperú: Reducción del precio del diésel

¿Por qué perdió Keiko Fujimori?

PERÚ EVENTOS EN VIVO.- POR ANDREA MONCADA
Al 92.6% de los votos contados por la ONPE, Keiko Fujimori ha perdido las elecciones presidenciales: tiene 49.68% frente al 50.32% de Pedro Pablo Kuczynski (PPK). Mariano Cucho, jefe de la ONPE, ha declarado que aún faltan contabilizar los votos del extranjero. En éstos, según el conteo rápido de GfK, PPK resultó ganador con un 52.8% de los votos.


A pesar de haber gozado de una ventaja de hasta casi seis puntos por encima de PPK en las penúltimas dos semanas de la campaña por la segunda vuelta, en la última semana se vio un incremento en la intención de voto hacia PPK y una reducción hacia el voto de la candidata fujimorista.

¿A qué se debió este cambio —en gran parte de último minuto— en las preferencias electorales? La eficacia de la corriente antifujimorista, quizás la única fuerza política articulada y con capacidad de movilización en el Perú, el apoyo de figuras como Verónika Mendoza, la ex candidata presidencial por el Frente Amplio, y una serie de acusaciones contra Keiko Fujimori, que hacían recordar a ciertos episodios del gobierno de su padre, Alberto Fujimori, habrían ayudado a que buena parte de los votantes aún indecisos en las últimas semanas se hayan decidido por PPK el día de la votación.

MUESTRAS DE APOYO
Según la última encuesta pública de GfK, del 27 de mayo, el 40% de los indecisos eran personas que votaron en primera vuelta por Verónika Mendoza o Gregorio Santos. Mendoza había evitado afirmar un apoyo explícito hacia PPK a lo largo de la campaña, salvo declarar que el Frente Amplio se posicionaba en contra del fujimorismo, pero el 30 de mayo la candidata pidió votar por PPK en un video YouTube que circuló por las redes sociales y fue presentado en televisión.

De de igual manera, “pese a que su líder [Gregorio Santos] no ha llamado a votar por ningún candidato, el Movimiento de Afirmación Social sí ha dado su apoyo explícito a PPK. Uno podría decir que ese apoyo se tradujo en algún tipo de rédito político en la última semana”, sostuvo Félix Puémape, investigador del Instituto de Estudios Peruanos.

Para Paolo Sosa, también investigador del IEP, el apoyo de estos dos personajes políticos no ha sido necesariamente un endose hacia PPK, pero “han hecho lo que PPK no había estado haciendo: campaña política”, indica.

UNA FUERZA EFICAZ
Tanto en estas elecciones como en el 2011 se ha visto una movilización a nivel nacional e internacional contra la candidatura de Keiko Fujimori, basada en el rechazo a los actos de corrupción y de violación de los derechos humanos cometidos durante el gobierno de Alberto Fujimori durante los noventa. En la elección presidencial anterior, esta movilización —el antifujimorismo— logró posicionar a Ollanta Humala, un candidato de izquierda, en el poder. Ahora la misma fuerza política ha logrado poner a un candidato de derecha en la presidencia. “Esto resalta la capacidad del antifujimorismo de evitar a toda costa que Keiko Fujimori llegue al poder”, remarca Sosa.

Las denuncias contra la candidatura de Keiko en la última semana, como la supuesta cercanía que tendrían las personas de su entorno y su familia al narcotráfico, así como acciones como la supuesta manipulación de su vicepresidente José Chlimper del audio que incrimina al ex secretario general de Fuerza Popular Joaquín Ramírez en una investigación de la DEA, “habrían abonado el argumento del antifujimorismo de que Keiko Fujimori y su partido están cerca de la ilegalidad”, según Puémape.

Ambos especialistas coinciden en que la pérdida de Keiko Fujimori no ha sido por la capacidad política de PPK, sino porque muchos indecisos terminaron considerando que la candidata era “demasiado peligrosa” como para darle su voto. Fuente: www.semanaeconomica.com

Comentarios