Congreso de la Republica del Perú

Entrada destacada

Facebook, Instagram y WhatsApp en acción

¿Por qué ganó Bob Dylan el Nobel de Literatura?

PERÚ EVENTOS EN VIVO.- POR RODRIGO SALAZAR  
Bob Dylan ha ganado el Premio Nobel de Literatura tras veinte años de rumores. Su premiación, sin embargo, es sorpresiva. Por más que pueda ser reconocido como un poeta y como “la voz de una generación” por críticos y fans, Dylan es esencialmente un músico de tradición popular. La Academia ha dado un giro sustantivo, que es lo que finalmente ha devenido en este último Nobel.

Cambios en la Academia
Que el Nobel de Literatura se haya anunciado una semana después de lo usual (siempre es en la primera semana de octubre) ha denotado para algunos críticos una falta de consenso en el jurado de la Academia. Hay fundamentos en ello. Hórace Engdahl, quien fuera secretario de la Academia entre 1999 y el 2009, dijo en el 2008 que los escritores estadounidenses no merecían ganar el Nobel porque “Estados Unidos está muy aislado, es muy insular. Realmente no participa en el gran diálogo de la literatura. Esa ignorancia es restrictiva”. El último Nobel estadounidense en literatura lo ganó Toni Morrison en 1993.

Tras la salida de Engdahl, la Academia ha dado un giro en su premiación a escritores. Premia ahora a quienes tienen una mayor cercanía al público. Las elecciones de Alice Munro en el 2013 y Patrick Modiano en el 2014 son prueba de ello.

El Premio Nobel de Literatura es el más cercano a las masas, que están más concentradas en leer novelas que en entender complejos problemas físicos o económicos. Galardonar a un artista popular como Dylan no solamente acerca la Academia a las masas sino que renueva la legitimidad de la Academia.

Esencialmente, Dylan ha ganado el Nobel “por haber creado nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense”. La Academia lo ha comparado con poetas milenarios como Homero y Safo y, en un comunicado, ha dicho que Dylan “debe ser leído”.

Efectos de la poesía ‘dylanesca’
Los motivos de las premiaciones suelen ser un tanto etéreos. Dylan hizo más que “crear nuevas expresiones poéticas”. Más allá de ser el inventor de la música pop y un investigador del folk —motivos musicales que escapan a la premiación—, Dylan fue uno de los primeros movilizadores contra la guerra en Vietnam en los años 60 y un crítico férreo de dictadores y presidentes obsesionados con la guerra a tal punto que en su canción Masters of war les escribió “And I hope that you die … And I’ll stand over your grave / ‘Til I’m sure that you’re dead”.

Diversos escritores han sido premiados por la recreación de la crudeza de la guerra y por sus capacidades para movilizar en contra de ella, como Ernest Hemingway, Winston Churchill, Vicente Aleixandre y, últimamente, Modiano.

Varias canciones suyas inventan un nuevo estilo poético, pero es Like a rolling stone la más destacable. Figura en el ranking de la canción más importante de la historia de la revista Rolling Stone. Es un reflejo poético del abandono, la perdición y el destierro que hizo el siglo XX sentir a millones.

Que Robert Zimmerman —nombre de nacimiento de Dylan— haya sido elegido como Nobel de Literatura es una señal de que eternos candidatos populares pueden por fin ser premiados en los próximos años. Haruki Murakami —de quien se ha dicho que galardonarlo vulgarizaría el premio— puede que ya se esté frotando las manos. Por el contrario, Philip Roth, otro eterno candidato estadounidense, debe ya estarse despidiendo de cualquier posibilidad. Será difícil que otro estadounidense gane pronto, y Roth tiene ya 83 años.

Premiar a Dylan, a sus 75 años, es evitar que otro genio literario se muera sin ser premiado, como ya sucedió con Jorge Luis Borges y Julio Cortázar. Fuente: www.semanaeconomica.com

Comentarios