Congreso de la Republica del Perú

Entrada destacada

Facebook, Instagram y WhatsApp en acción

Fondos mutuos: entre la táctica y la selección de valores

PERÚ EVENTOS EN VIVO.- Luego de buen tiempo, este año la Bolsa de Valores de Lima (BVL) ha hecho felices a muchos inversionistas golpeados por las inclemencias de la globalización. De la misma manera, los fondos mutuos han logrado un respiro en la medida en que las personas han retornado al mercado en búsqueda de oportunidades. Así, por ejemplo, mientras que los principales índices de la BVL están por encima del 50%, los fondos mutuos locales que invierten en equity vienen rindiendo en promedio 40%. Lamentablemente la industria de fondos locales sigue sesgada hacia un perfil muy conservador, en parte porque los principales demandantes de este producto siguen siendo ‘ahorristas’ y no ‘inversionistas’.


En este post quiero mostrarles el tamaño y nivel de sofisticación que tiene la industria de fondos mutuos a nivel global, lo cual debería marcar el norte que nos permita dinamizar nuestra incipiente industria local. Desde mi perspectiva, si un fondo invierte únicamente en el mercado local está condenado a tener el mismo perfil de cliente conservador-ahorrista. Es más, si tu objetivo como inversionista es el mercado de equity en la BVL, yo te recomendaría hacerlo directamente, por cuanto el tamaño de empresas locales objetivo es muy reducido y las ventajas que brindan los fondos mutuos ahí es menor.

Pero la cosa cambia cuando miramos el mercado internacional. Ahí las opciones en activos, mercados, monedas, sectores, etc. son tan amplias que para invertir directamente tendríamos que emplear un ejército de analistas. Como mencioné en un post anterior, escoger una acción en Estados Unidos significa haberla elegido entre sus pares en el sector, país y región. Si no hacemos eso, realmente estamos ‘jugando’ a invertir, en vez de hacerlo profesionalmente. Por ello los fondos de pensiones usan principalmente vehículos, como los fondos mutuos internacionales y ETF para invertir más eficientemente en el exterior.

Hagamos algo de benchmarking. ¿Cuánto creen que maneja en activos un fondo mutuo internacional grande? ¿Se rinden? Más o menos diez veces el monto manejado en conjunto por todos los inversionistas institucionales locales. Y, por el lado de la diversificación y especialización, estos fondos manejan desde portafolios globales balanceados hasta carteras que invierten en sectores específicos dentro de países, regiones, monedas, o en temáticas como empresas vinculadas al agua, la energía renovable, e incluso en managed futures.

Pero para usar este vehículo de inversión hay que entender y digerir previamente que sólo estaremos a cargo de la táctica de nuestro portafolio, dejando la selección de valores a los funds managers. Esto significa que cada persona estructura la asignación de activos de su portafolio según monedas, países, sectores, etc., y luego delega a los fund mangers la labor de analizar las empresas que integrarán el portafolio. Por ejemplo, asignamos un 15% al mercado de equity en países emergentes (táctica). A partir de ello elegimos el mejor fondo mutuo que invierta en ese mercado, el cual se encargará de la selección de las acciones.

En general podemos clasificar los fondos en money market (corto plazo), equity (renta variable), renta fija, inversiones alternativas (commodities, inmobiliario, etc.), fondos estructurados (invierten en notas con subyacentes en diferentes tipos de activos) y fondos de fondos (managers de fondos que seleccionan otros fondos como parte de su portafolio de inversión).

Ahora veamos un pincelazo de los fondos que podemos conseguir afuera a partir de nuestra táctica. Desde hace un par de años, todos están a la expectativa de la Fed y el inicio de las tasas de interés al alza. Si las tasas suben, nos interesa estar en activos con retorno indexado a esta subida. Por ejemplo, bonos vinculados a la tasa Libor o relacionados a préstamos bancarios que se renuevan (rollover) en el corto plazo. Ejemplos: fondos como Neuberger Berman Short Duration Bond Fund, Franklin Floating Rate Fund y Eaton Vance Floating Rate Fund, los cuales están rindiendo en lo que va del año entre 6% y 8%. Nada mal para ser una inversión en money market, ¿verdad? Y el fundamento que indicamos al inicio (táctica) es muy sencillo (buscar un rendimiento que acompañe la subida de tasas de la Fed).

En el segmento de la renta fija, la decisión se divide en bonos ‘seguros’ (grado de inversión) y bonos ‘riesgosos’ (alto rendimiento). Si las tasas de interés están bajas y el riesgo de default (incumplimiento en el pago) está controlado (escenario 2016), lo mejor es enfocarse en el segundo grupo. ¿Qué podemos ver ahí? Desde el tradicional Pimco High Yield Bond Fund hasta nuestros amigos de Neuberger Berman US High Yield. Estos fondos invierten entre trescientos y seiscientos emisores de deuda. ¿Se imaginan tener que analizar todos estos emisores para saber en qué momento entrar o salir? El retorno de estos dos fondos en lo que va del año fluctúa alrededor del 12.5%. Otra buena opción es MFS High Yield Opportunities Fund, con un retorno cercano al 8%. Aquí se puede profundizar aún más analizando fondos que invierten sólo en países emergentes con deuda en dólares americanos, o en moneda local de cada país. El retorno promedio en este segmento en el año está entre 5% y 7%.

Ya sé que están esperando los fondos de acciones (bien ‘timberos’, ¿no?). Pues aquí les comento que si buscan retornos de 50% no van a salir tan decepcionados. Como sabemos, desde febrero de este año quedó claro que el objetivo en equity era el mercado emergente. Desde entonces los flujos internacionales han registrado los mayores ingresos de los últimos años a este mercado. Y como saben, donde va al flujo, el precio sube. Aberdeen Global Latin America y MFS Latin America tiene un retorno acumulado entre 30% y 40% en el año, Vontobel Emerging Market, Templeton Asia Growth y Aberdeen Global Asia tienen retornos menores, pero igual atractivos (entre 10% y 15% en el año). Si se quiere mayor riesgo, fondos especializados en acciones en Brasil (como HSBC Equity Brazil Fund) han logrado cifras cercanas al 60%. ¡Hay para todos los gustos!

Éste es sólo un pincelazo del nivel de especialización al cual podemos acceder globalmente. Sólo debemos tener una perspectiva clara del mercado y acceso a fondos internacionales (vía, SAB, bancas privadas, etc.). Si queremos que nuestra industria local de fondos se desarrolle, éste es el norte al cual se debe apuntar. Si bien el mercado local es muy pequeño, nuestra industria debe incorporar dentro de los portafolios otros países, o sectores dentro del MILA, LA, etc., o impulsar los fondos de fondos y fondos estructurados. Es cuestión de ingenio y cultura bursátil.

No quiero terminar sin mencionarles dos temas finales sumamente importantes: comisiones e impuestos. Empecemos por el último. Cuando inviertes en un fondo mutuo domiciliado en Estados Unidos, te van a retener los impuestos directamente. Por ello la gran mayoría de inversionistas prefieren los fondos denominados offshore, que usualmente están domiciliados en Luxemburgo, Irlanda, entre otros. En estas jurisdicciones, no te retienen los impuestos, por lo que cada inversionista tendrá que pagarlos en su país de origen, lo que dependerá de la figura legal bajo la cual esté invirtiendo (ver mi post Hawái Bombay). Pero no se preocupen, usualmente cada fondo mutuo domiciliado en EEUU tiene uno similar domiciliado offshore.

Respecto a las comisiones, deben saber que cada fondo mutuo tiene diferentes tipos de cuotas (shares) que se agrupan en clases. Es decir, un mismo fondo que invierte, por ejemplo, en acciones de Estados Unidos, tiene varias clases según las comisiones que cobra. El portafolio es exactamente el mismo, sólo varían las comisiones. Para evitar el pago de comisiones en exceso y maximizar el rendimiento es importante comprender qué clase de acción es la más adecuada para nuestros intereses.

Clase A (o A Shares): Cobra una comisión al inicio de la inversión (front-end load), con lo cual tu inversión inicial es menor. Esta comisión puede oscilar entre 1% y 5.5%. Como contraparte la comisión de administración mensual es más baja (usualmente 0.25% anual). Este tipo de clase es interesante para personas con un horizonte de inversión largo y posibilidad de aumentar sus aportes.

Clase B (o B Shares): Cobra una comisión de salida (back-end load), que se descuenta en el momento que vendes las acciones del fondo (usualmente 5%). Esto aplica cuando la venta se realiza antes de un determinado plazo (entre 4 y 8 años). No tiene comisión de entrada, pero la comisión por administración es más elevada (usualmente 1% anual). Es ideal para personas con poco monto para invertir y un largo horizonte de inversión.

Clase C ( o C Shares): No tiene comisión de entrada y la comisión de salida es baja (usualmente 1%), y se aplica sólo en caso de que vendas las acciones antes de un año. Su comisión de administración está entre las clases A y B (usualmente 0.75% anual). Es ideal para personas que desean invertir en el corto o mediano plazo.

Clase I ( o I Shares): Es la clase soñada por los inversionistas retail, porque no tienen comisión de entrada ni de salida, y además su costo de administración anual es el más bajo. No obstante, los montos de inversión mínimos son altos (usualmente mayores a US$1 millón). A veces las bancas privadas tienen convenios especiales para que las personas naturales puedan acceder a esta clase de acciones. Si tienes acceso a esta clase, ¡felicidades!

Como ven hay para todos los gustos. Todo parte por tener una visión coherente y fundamentada del escenario futuro global, sea propio o de tu asesor. El driver más importante para el 2017 será el ritmo de subidas de la Fed. Escenarios tenemos varios, y de cada uno se desprenderá una táctica a seguir. Si me preguntan, yo pienso que el ritmo de subidas no será significativo. Ello seguirá beneficiando a los activos riesgosos, sea dentro de la renta fija o variable. No obstante, en bonos cuidemos mucho la duración del portafolio o del fondo que elijamos. Se supone que si pensamos que el impacto en tasas será elevado, el belly de la curva es nuestro refugio. Si invertimos en fondos, esa selección de bonos se la estamos dejando al fund manager, por lo que debemos estar seguros de que esa misma visión la comparte también el fondo. Caso contrario, ¡mejor vayan a un casino!

Una última recomendación. Busquen siempre asesoría profesional. Revisen los fondos que les ofrecen y pidan un análisis comparativo con otros fondos similares. Si vamos a delegar la selección a un tercero, debemos estar seguros que es el correcto. Fuente: www.semanaeconomica.com

Comentarios