Congreso de la Republica del Perú

Entrada destacada

Facebook, Instagram y WhatsApp en acción

Premio Nobel de Economía: ¿cómo todos pueden beneficiarse?

PERÚ EVENTOS EN VIVO.- POR ANTHONY SUCLUPE        
Ayer el economista británico Oliver Hart y el economista finlandés Bengt Holmström ganaron el Premio Nobel de Economía por sus aportes para resolver el problema de la incertidumbre entre dos partes que firman un contrato.


“El mundo está golpeado por la incertidumbre y el premio es reconocimiento a su gran trabajo”, señala Máximo Torero, economista peruano y director de la división de mercados, comercio e instituciones en el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IFPRI). “El premio debieron habérselo dado hace muchos años. Para mí y varios colegas es cosa de todos los días aplicar los trabajos de Hart y Holmström. Son unos gigantes en su profesión”, dice Roberto Chang, economista peruano y profesor del departamento de economía de Rutgers University en Estados Unidos.

Las aplicaciones
Es común que en una interacción una persona tenga mayor información que la otra y que, por ello, obtenga una ventaja en una eventual interacción económica. Este problema se conoce técnicamente como información asimétrica. Lo que Hart y Holmströn han hecho durante su vida académica, y por lo que han ganado el Nobel de Economía, es diseñar mecanismos que solucionen la información asimétrica en los contratos. Algunos de estos mecanismos son incentivos. El resultado: mejorar la calidad de contratos que suscriben dos personas para que ambas ganen en las transacciones económicas.

Un ejemplo clásico de información asimétrica es el del empleador y el empleado. El empleador contrata a un trabajador para realizar una actividad; sin embargo, el primero no puede observar directamente el trabajo y esfuerzo del segundo, lo cual puede conllevar a que el objetivo final no se cumpla. Para solucionar este problema de asimetría, la remuneración de los CEO está compuesta también por acciones. De esta manera, los accionistas incentivan al CEO a que la empresa tenga un buen desempeño, lo que eleva el valor de la acción y beneficia al propio CEO.

Pero como un evento favorable o negativo fuera del control de la empresa puede beneficiarla o perjudicarla más allá del desempeño del CEO, Holmström creó el premio al desempeño relativo. Este premio —materializable en bonos— evalúa también el resultado de empresas similares. “Por ejemplo, si se da una ley como la del retiro [de fondos] de las AFP, que afecta la industria en general, no sería lógico castigar al CEO [de una AFP]”, sostiene Torero.

El mecanismo de los incentivos trabajado por Hart y Holmström también se aplica en un contrato entre un contratante y un contratado. En el mercado de seguros, por ejemplo, si no se asegura un conductor al 100%, se le incentiva a ser más precavido.

El reconocimiento al trabajo de Hart y Holmstön se suma a los de Vickrey y Mirrless (Premios Nobel en 1996) y Akkerlof, Spence y Stiglitz (Premios Nobel de Economía en el 2001) que también aportaron para solucionar el problema de la información asimétrica en los mercados. Fuente: www.semanaeconomica.com

Comentarios